7. nov., 2015

Solamente un genio puede pensar así; Serrat:

 

Solamente un genio puede pensar así; Serrat:
 
"prefiero querer a poder, palpar a pisar; ganar a perder, besar a reir, bailar a desfilar, y disfrutar a medir. prefiero volar a correr, hacer a pensar; amar a querer, tomar a pedir, antes que nada soy partidario de vivir".
 
El maestro..., el que respetó a "cada loco con su tema"; Serrat, ciudadano íntimo de todos, pendiente del partido de fútbol de su equipo, el pasado sábado 31 de octubre, en el restaurante Taberna 21, en Panamá. Le acompaña mi amigo Hilario Suarez, propietario del establecimiento.
 
El viernes tarde/noche, el cantante eligió de su repertorio las canciones que reflejan sus sentimientos y su vida.
 
En el origen de sus tiempos Serrat escribió dos canciones, una para su madre, Cancó de bressol, y otra para echar a andar, M’en vaig a peu.Ese suspiro de su intimidad marcó la historia de su vida como cantante ahora se mezclan, como un rumor en el que están el miedo y las flores que abundan en su repertorio. Con esas dos melodías el noi del Poble Sec, que hace muchos años que tiene veinte años:
 
 
Doce años después de su último concierto en el país Joan Manuel Serrat volvió a seducir a Panamá cantando en el Centro de Convenciones Anayansi el viernes 30 de octubre de 2015.
 
Una nueva parada dentro de la gira mundial “Antología Desordenada” que celebra las cinco décadas del artista en el escenario, inaugurada con seis conciertos en Montevideo y por finalizar el próximo 21 de noviembre en Perú. “A mí me importa poco haber debutado hace 50 años, a mí lo que importa es estar vivo hoy”, confesó risueño Serrat.
 
Es amante de las pequeñas cosas:
 
"Quizás porque su niñez sigue jugando en la playa o porque sabe que solo se hace camino al andar; tal vez porque no ha encontrado mejor manera de disfrutar la vida que haciéndolo verso a verso, golpe a golpe, o porque cualquier día puede ser un gran día, Joan Manuel Serrat, a sus 71 años, está inmerso hoy en la gira más importante de su vida, con 100 conciertos en todo el mundo para conmemorar los 50 años de su carrera artística”.
 
El maestro de la poesía cantada hizo las delicias del público con una selección de sus canciones "de siempre", en el Teatro Anayansi, en el centro de convenciones Atlapa.
 
"Mi niñez", "Tu nombre me sabe a hierba", "Niño silvestre" y "Algo personal" fueron algunos de los primeros clásicos que interpretó el autor, que tuvo que tranquilizar a un público impaciente que le hacía peticiones entre tema y tema.
 
"¿Ya empezamos a pedir? ¿Por qué no nos dan chance? Déjense llevar que es lo más rico que hay", espetó con gracia el maestro.