12. nov., 2015

UNA CULTURA INTACTA A TRAVÉS DEL TIEMPO; LOS INDIOS KUNA:

Conocí a Ebiliano poco después de su llegada a Taberna 21, casualmente contratado por el siempre benefactor Hilario, nuestro mejor embajador, que coincidió con él cuando deambulaba en busca de trabajo. muy lejos de su tierra. Me dejó perplejo su capacidad de aprendizaje en labores de cocina que le iba enseñando Hilario; una memoria fotográfica: a los pocos días elaboraba platos típicos asturianos como el potaje, la fabada etc. con auténtica profesionalidad, los "clavaba!!".

Tengo entendido que procedía del archipiélago de las islas de San Blas de Panamá, en el Caribe Centroamericano, un collar de islas coralinas, que se ha convertido en uno de los destinos de eco-turismo más populares dentro de la región, ya que ofrece dos atractivos excepcionales: las islas caribeñas de espectacular tranquilidad y belleza y la visita a los poblados indios de los Kunas para introducirse en su cultura, que comprende los conocimientos y costumbres que se han mantenido intactas durante siglos, sus tradiciones y una forma de vida que sorprende por ser tan diferente de la occidental que ofrece la impresión de haber viajado a un paraíso en el tiempo.

Los Kunas iniciaron una revolución independentista para crear la República de Tule el año 1925, como símbolo sagrado de esta tribu, utilizaron el pulpo el más antiguo que conocen en sus tradiciones y que representa para ellos la dispersión de las razas humanas a partir de un punto común. El Estado de Panamá tuvo que aceptar y por Ley de la República, se estableció la Comarca de San Blas, como reserva de los indios Kunas. Se ha respetado, aunque los indios han tenido que hacerlo valer en varias ocasiones con las armas. Por esta razón, aún no ha penetrado la invasión turística masiva ni las construcciones modernas en aquellos lugares privilegiados por la Naturaleza, no sobre-explotan, no agotan ni esquilman los recursos, cuando tiene que cortar un árbol o sacrificar a un animal, pide perdón en unas silenciosa oración y le dice: “Dios te hizo para que nos ayudaras a hacer una canoa, o una casa, una cena …”

El indio Kuna no es cruel con los animales, caza y pesca, pero sólo cuando necesita comer. Las islas coralinas están cubiertas de palmas de cocoteros, del coco se extrae la copra y un aceite vegetal muy apreciado, el coco es su moneda: “Ogop many tule cuna”. Los comerciantes colombianos trafican llegando con sus barcazas al pais Kuna, para el trueque de productos por cocos. La cáscara de los cocos, que en abundantes montones se almacena en los bordes de sus islas coralíferas, sirven de soporte para que el coral crezca y con él la isla. Las islas son por eso cada año un poco mayores.

Amigo Ebiliano, felicidades por tu cumpleaños, ya que cumplir años es la mejor opción de cuantas conozco, y espero pronto degustar uno de tus platos.

Celebro los 15 años que llevas con Hilario y deseo que sean muchos más, porque conozco vuestro mutuo aprecio y cariño.

Un abrazo sincero.